La tardor a la Fageda d’en Jordà

El otoño en la Fageda d'en Jordà

Son muchos los costumbres catalanes que se realizan durante la época que deslumbra con sus colores a los amigos y familias que visitan la Garrotxa. El otoño en la Fageda d'en Jordà enamora. Esta estación del año es una de las mejores gracias al entorno natural que nos rodea.

Gracias al clima autóctono de la zona, nos encontramos con muchas especies naturales de vegetación que nos dejan un montón de regalos de la madre naturaleza. Desde los verdes sorprendentes de las hojas de árboles perennes hasta las tonalidades amarillentas, rojizas y marrones que nos dejan los árboles de hoja caduca. encontraréis también frutos naturales como los caquis y las granadas, las setas y las famosas castañas, las cuales, le dan nombre a la fiesta del otoño catalana; "La castañada".

Como no podía ser de otro modo, la tierras de La Garrotxa, al ser una reserva natural de las más grandes conservadas de Cataluña, son una de los mejores destinos para ir en esta época del año. Dentro de esta comarca nos encontramos un bosque de unas 80 hectáreas que se ha convertido en uno de los centros deAtención turísticos gracias a su riqueza natural, su pureza y, en especial, por su tranquilo·lidad.

Se trata de la Fageda, un bosque de hayas, árboles de hoja caduca. Suele crecer en climas húmedos y donde se sienta la niebla, pero una peculiaridad importante sobre la zona es que, al ser más seca que la del norte, las tonalidades que adquieren las hojas de estos árboles son mucho más rojizas. Además, las hojas que caen al suelo se mantienen durante más tiempo. así pues, este bosque se convierte en un cielo rojo sobre un mar de hojas de color marrón. Esta es la maravilla que encontrará en venir a Lava Parque y dormir en La Fageda d'en Jordà.

Descubrir la Fageda d'en Jordà en otoño

visitar esta reserva natural de la Garrotxa se ha convertido en una costumbre de muchas familias. Estas buscan alejarse de la rutina y de su ritmo acelerado, y encontrar la tranquila·lidad y la desconexión. las madres, los padres, los hijos, los abuelos,… Hacen las maletas, cogen el coche y ponen rumbo hacia este paraíso que se encuentra en los alrededores de Olot.

Cuando llegan se encuentran con un abrigo del sol que te da calor contra el viento y la niebla, con los animales de la zona dando la bienvenida y creando un concierto de sonidos y cantos únicos que maravillan a todos aquellos que la escuchan y sobre todo, se encuentran con una otoño clara, y exclusiva de la Garrotxa.

Esto no es todo, no son pocas las opciones que le ofrecemos a Lava Parc y los itinerarios a seguir; en esta zona se realizan recorridos y rutas de todo tipo; con carruajes, una visita guiada, con un experto que te il·ilustrará sobre sus curiosidades y peculiaridades. Así pues es muy difícil quedarse sin planning ningún día de los que estés aquí.

Se calcula que durante el año 95.000 personas visitan este sitio y que más de la mitad vienen en esta época del año, en otoño. Así pues queda demostrado que se trata de una muy buena opción para plantearse este otoño.

Las setas de La Garrotxa

No podemos dejar de lado unos protagonistas escondidos que nos encontramos en La Garrotxa, más concretamente, en la Fageda d'en Jordà, las setas. Cabe recordar que se encuentran en uno de los mejores climas que pueden desear, donde tienen una il·iluminación del sol perfecto y una humedad abundante; así que crecen un montón de especies y de tipos de estos hongos comestibles de los que, se pueden extraer recetas de lo más buenas.

Nos encontramos con el "Cepa" O "Sureny", esta familia de seta tiene varias variantes, pero hay que decir que es el seta más preciado de la Garrotxa, y en algunos lugares, considerado el mejor seta que existeix.Es trata de una seta carnoso y consistente donde su sombrero puede llegar a crecer bastante (hasta 30 cm), es húmedo y puede adoptar tonalidades marrones, de color sepia o castaños. Per a saber identificar-los muchos expertos lo comparan con la forma de un tapón de cava, donde el pie es grueso con una base ancha.

Se encuentra en zonas del Hayedo donde se infiltra algún rayo de sol bajo los troncos de los árboles. Se convierte en un muy buen seta para cosechar, ja que, en tallar-lo, este no se oxida y permite conservar tanto su color como sabor y aromas. Es consume en todo tipo de recetas, hay que lo hace en rebanadas, hay también quien rellena su sombrero, es excel·lento para hacer sopas, fumets o salsas de setas y para hacer cremas. Las posibilidades no se acaban.

Podríamos estar hablando de las diferentes variaciones de la misma familia, donde se utilizan para guisos, para un montón de recetas prestigiosas italianas, para platos franceses, … pero no acabaríamos nunca!

Estas tierras esconden un montón más de misterios que deberás descubrir ti. vid camping Lava a pasar unos días con la familia y nutre hacerte de todo lo que te dan los paisajes de la Garrotxa.